POR FAVOR, SI NO ENCUENTRAS RESPUESTA A TUS PREGUNTAS AQUÍ, NO DUDES EN ESCRIBIRNOS

CONTACTO

¿Cómo cuido mis sombreros?

Cuando cambiamos de estación, podemos guardar los sombreros correctamente para que no se estropeen hasta la siguiente temporada.

Los sombreros de fieltro se cepillan regularmente para mantenerlos limpios de polvo y en perfecto estado. Si no tienes un cepillo para sombreros, asegúrate que el que uses sea lo suficientemente suave para no dañar el fieltro de lana. Cepíllalo siempre en la misma dirección.

Los sombreros de paja es mejor guardarlos lejos de fuentes de calor. Si vives en un sitio muy seco, mejor buscar un lugar con algo más de humedad. Si vives en un clima muy húmedo, haz lo contrario, busca un lugar seco donde guardarlo. Cuando notes que la paja de tu sombrero está muy reseca, puedes dejarlo en el baño unos días o vaporizar un poco de agua sobre él, sin empaparlo.

Guarda tus sombreros siempre que puedas en una caja rígida y boca abajo. Así, el peso del ala no hará que pierda la forma. Si puedes, mete papel de seda dentro para mantener la forma de la copa en buen estado. Puedes meter hojas de laurel en la caja o sombrerera para evitar que entren “bichitos”.

Nunca cojas un sombrero por la copa, ¡siempre por el ala!

¿Cómo sé cuál es mi talla de sombrero?

Con una cinta métrica mide el diámetro de tu cabeza teniendo en cuenta que:

  • La cinta no debe estar ni muy sujeta ni muy suelta.
  • La cinta debe estar 5mm por encima de tus orejas.
  • La cinta debe pasar por encima de tus cejas.

La medida resultante será la talla de tu sombrero. De todas formas, cuando veas en la web un sombrero que te guste, al ver el producto encontrarás una guía de tallas debajo del precio. Si aún así dudas, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

¿Cuál es la política de envíos, cambios y devoluciones?

Aquí te dejamos toda la información que necesitas, pincha en el link y ¡sal de dudas!

Envíos, cambios y devoluciones